PADRE

Siempre que veo

un señor con el pelo blanco

solo, paseando,

sentado en la marquesina

de un autobús

(de estos rojos

que anuncian cosas

mientras se mueven y

llevan vidas sentadas

o de pie dentro),

en un bar tomandose un café,

en una semipenumbra,

parado en la calle,

solo,

me acuerdo de mi padre.

(No lo pienso

simplemente ocurre).

Me hace daño.

Cada día, simplemente, me consume.

Me consume un poquito más.

 

H.Keuchkerian

__________________________________

Advertisements