Proyecto traducción de poesía inédita en armenio (con Nelly Harutyunyan)

 

«Տաղեր» Մանուել Մաչադո

Գինի, զգացմունք, կիթառ ու պոեզիա
Սրանք են իմ երկրի  տաղերը…
Տաղեր…
Եթե ասում ես տաղ, ասում ես Անդալուսիա:

Խաղողի վազերի զով ստվերում
Մի թխադեմ երիտասարդ կիթառ է նվագում:
Տաղեր…
Մի երգը գուրգուրում է, մյուսը՝ հոգիդ քրքրում:

Երգում  է աղջիկը, լարն արտասվում է,
Եվ ժամանակը լուռ անցնում ժամ առ ժամ:
Տաղեր …
Մավրերից մնացած  մահացու հետքեր:

Կարևոր չէ կյանքը, որն արդեն անցել է:
Եվ, ի վերջո, ի՞նչ է կյանքը:
Տաղեր …
Երգելով վիշտը` վիշտը մոռացվում է:

Մայր, վիշտ, բախտ,
Վիշտ, մայր, մահ,
Սև, սև աչքեր և սև բախտ:
Տաղեր…
Ամբողջ հոգին է լցվում նրանց մեջ:

Տաղերը, տաղերը իմ երկրի
Միայն Անդալուսիայինն են:
Իմ կիթառը ուրիշ նոտաներ չունի:

Թարգմանությունը՝ Նելլի Հարությունյանի:

https://nelliharutyunyan.wordpress.com/2016/05/02/թարգմանական-նախագիծ-իսպանական-գրակա/

 

http://www.palabravirtual.com/index.php?ir=vozvi.php&letra=j

 

ANTONIO MACHADO

 

Extracto de Proverbios y cantares ()

                   I

Nunca perseguí la gloria

ni dejar en la memoria

de los hombres mi canción;

yo amo los mundos sutiles,

ingrávidos y gentiles

como pompas de   .

Me gusta verlos pintarse

de sol y grana, volar

bajo el cielo azul, temblar

súbitamente y quebrarse.

 

                   V

No vale nada el fruto

cogido sin sazón…

Ni aunque te elogie un bruto

ha de tener razón.

 

                   X

La envidia de la virtud

hizo a Caín criminal.

¡Gloria a Caín! Hoy el vicio

es lo que se envidia más.

 

                   XXVI

Poned sobre los campos

un carbonero, un sabio y un poeta.

Veréis cómo el poeta admira y calla,

el sabio mira y piensa…

Seguramente, el carbonero busca

las moras o las setas.

Llevadlos al teatro

y sólo el carbonero no bosteza.

Quien prefiere lo vivo a lo pintado

es el hombre que piensa, canta o sueña.

El carbonero tiene

llena de fantasías la cabeza.

 

XXIX

Caminante, son tus huellas

el camino y nada más;

Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Al andar se hace el camino,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante no hay  camino

sino estelas en la mar.

 

CANTARES –  Manuel Machado  

 

Vino, sentimiento, guitarra y poesía,

hacen los cantares de la patria mía…

Cantares…

Quien dice cantares, dice Andalucía.

 

A la sombra fresca de la vieja parra,

un mozo moreno rasguea la guitarra…

Cantares…

Algo que acaricia y algo que desgarra.

 

La prima que canta y el bordón que llora…

Y el tiempo callado se va hora tras hora.

Cantares…

Son dejos fatales de la raza mora.

 

No importa la vida, que ya está perdida.

Y, después de todo, ¿qué es eso, la vida?…

 

Cantares…

Cantando la pena, la pena se olvida.

 

Madre, pena, suerte; pena, madre, muerte;

ojos negros, negros, y negra la suerte.

Cantares…

En ellos, el alma del alma se vierte.

 

Cantares. Cantares de la patria mía…

Cantares son sólo los de Andalucía.

Cantares…

No tiene más notas la guitarra mía.

 

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

 

ESTOY TRISTE, Y MIS OJOS NO LLORAN

 

Estoy triste, y mis ojos no lloran

y no quiero los besos de nadie;

mi mirada serena se pierde

en el fondo callado del parque.

 

¿Para qué he de soñar en amores

si está oscura y lluviosa la tarde

y no vienen suspiros ni aromas

en las rondas tranquilas del aire?

 

Han sonado las horas dormidas;

está solo el inmenso paisaje;

ya se han ido los lentos rebaños;

flota el humo en los pobres hogares.

 

Al cerrar mi ventana a la sombra,

una estrena brilló en los cristales;

estoy triste, mis ojos no lloran,

¡ya no quiero los besos de nadie!

 

Soñaré con mi infancia: es la hora

de los niños dormidos; mi madre

me mecía en su tibio regazo,

al amor de sus ojos radiantes;

 

y al vibrar la amorosa campana

de la ermita perdida en el valle,

se entreabrían mis ojos rendidos

al misterio sin luz de la tarde…

 

Es la esquila; ha sonado. La esquila

ha sonado en la paz de los aires;

sus cadencias dan llanto a estos ojos

que no quieren los besos de nadie.

 

¡Que mis lágrimas corran! Ya hay flores,

ya hay fragancias y cantos; si alguien

ha soñado en mis besos, que venga

de su plácido ensueño a besarme.

 

Y mis lágrimas corren… No vienen…

¿Quién irá por el triste paisaje?

Sólo suena en el largo silencio

la campana que tocan los ángeles.

 

Lo que Vos queráis, Señor

 

Lo que Vos queráis, Señor,

sea lo que Vos queráis.
Si queréis que entre las rosas

ría hacia los matinales

resplandores de la vida,

que sea lo que Vos queráis.
Si queréis que, entre los cardos,

sangre hacia las insondables

sombras de la noche eterna,

que sea lo que Vos queráis.
Gracias si queréis que mire,

gracias si queréis cegarme;

gracias por todo y por nada,

sea lo que Vos queráis.
Lo que Vos queráis, Señor;

sea lo que Vos queráis.

 

TE DESHOJÉ COMO UNA ROSA

 

Te deshojé, como una rosa,

para verte tu alma,

y no la vi.

Mas todo en torno

–horizontes de tierras y de mares–,

todo, hasta el infinito,

se colmó de una esencia

inmensa y viva.

 

JOSÉ ÁNGEL BUESA

 

De pie bajo la lluvia

 

Así estás todavía de pie bajo la lluvia,

bajo la clara lluvia de una noche de invierno.

De pie bajo la lluvia me llega tu sonrisa,

de pie bajo la lluvia te encuentra mi recuerdo.

Siempre he de recordarte de pie bajo la lluvia,

con un polvo de estrellas muriendo en tus cabellos

y tu voz que nacía del fondo de tus ojos

y tus manos cansadas que se iban en el viento

y aquel cielo de plomo y el rumor de los árboles

y la hoja seca aquella que te cayó en el seno

y el rocío nocturno dormido en tus pestañas

y engarzando diamantes en tu vestido negro.
Así estás todavía lejanamente cerca

desde tu lejanía de sombra y de silencio.

Mi corazón te llama de pie bajo la lluvia,

de pie bajo la lluvia te acercas en el sueño.

La vida es tan pequeña que cabe en una noche.

Quizás fue que en la sombra me encontré con tu beso

y por eso me envuelve, de pie bajo la lluvia,

el sabor de tu boca y el olor de tu cuerpo.
Si, me has dejado triste porque pienso que acaso

ya no estarás conmigo cuando llueva de nuevo.

Y no he de verte entonces de pie bajo la lluvia

con las manos temblando de frío y de deseo.

Pero aunque habrá otras noches cargadas de perfumes

y otras mujeres, y otras, a lo largo del tiempo,

siempre he de recordarte de pie bajo la lluvia,

bajo la lluvia clara de una noche de invierno…

 

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO

 

Palabras para Julia

Tú no puedes volver atrás

porque la vida ya te empuja

como un aullido interminable.
Hija mía, es mejor vivir

con la alegría de los hombres

que llorar ante el muro ciego.
Te sentirás acorralada,

te sentirás perdida o sola,

tal vez querrás no haber nacido.
Yo sé muy bien que te dirán

que la vida no tiene objeto

que es un asunto desgraciado.
Entonces siempre acuérdate

de lo que un día yo escribí

pensando en ti como ahora pienso.
Un hombre solo una mujer

así tomados de uno en uno

son como polvo no son nada.
Pero yo cuando te hablo a ti

cuando te escribo estas palabras

pienso también en otros hombres.
Tu destino está en los demás,

tu futuro es tu propia vida,

tu dignidad es la de todos.
Otros esperan que resistas

que les ayude tu alegría

tu canción entre sus canciones
Entonces siempre acuérdate

de lo que un día yo escribí

pensando en ti como ahora pienso.
Nunca te entregues ni te apartes

junto al camino, nunca digas

no puedo más y aquí me quedo.
La vida es bella tú verás

como a pesar de los pesares

tendrás amor tendrás amigos.
Por lo demás no hay elección

y este mundo tal como es

será todo tu patrimonio.
Perdóname no sé decirte

nada más pero tú comprende

que yo aún estoy en el camino.
Y siempre siempre acuérdate

de lo que un día yo escribí

pensando en ti como ahora pienso.

 

Gustavo Adolfo Bécquer

http://www.poemas-del-alma.com/amor-eterno.htm

 

http://www.poemas-del-alma.com/rima-xxxviii.htm

 

http://www.poemas-del-alma.com/rima-xxx.htm

 

http://www.poemas-del-alma.com/rima-l.htm

 

http://www.poemas-del-alma.com/rima-liv.htm

 

http://www.poemas-del-alma.com/rima-xxix.htm

 

http://www.poemas-del-alma.com/rima-xli.htm

http://www.poemas-del-alma.com/rima-xxvii.htm